domingo, 6 de febrero de 2011

Airbender

El pasado fin de semana no fue sólo el de ‘Origen’ (‘Inception’) (a la que le tengo unas ganas…) también se estrenó en España lo último de M. Night Shyamalan, otra esperada superproducción, otro “blockbuster de autor” con espectaculares efectos visuales y la misión de arrasar en taquilla.
‘Airbender: El último guerrero’ es una adaptación (escrita por Shyamalan) de una serie de animación del canal Nickelodeon creada por Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko, titulada ‘Avatar: The Last Airbender’ (la película tuvo que llamarse de otra forma cuando James Cameron emprendió la producción de su famosa ‘Avatar’). La película nos traslada a un mundo de fantasía en el que hay cuatro naciones, dedicada cada una al dominio de los elementos del aire, agua, tierra y fuego. Los que controlan el fuego han tomado el control del mundo, asesinando, esclavizando y atemorizando al resto. Esto sólo es posible por la ausencia del Avatar, el único ser que puede dominar los cuatro elementos. Cien años después de su desaparición, el Avatar aparece de nuevo. El problema es que ese Avatar es sólo un niño y tiene que aprender a usar sus poderes.
Cosas que no se avisan: Es la primera parte de una trilogía, así que las cosas quedan un poco a medias. Pero bueno, así es mejor, porque si tienen que meter toda la serie de una vez… Otra cosa: Vedla en inglés!!! La traducción es simplemente patética. Cada vez que Aang o Katara hablan dan ganas de darles un par de galletas majas, además, el personaje de Zuko (¿suko?) tiene un buen grupo de frases cambiadas que le hacen más estúpido (cuando probablemente es el mejor personaje de la película). Para hacer estar traducciones, mejor dejadlos en inglés, por favor.
Ahora al lío:
ACTORES: Mayormente justitos, lo cual unido a la patética traducción provoca que sea una parte a mejorar mucho. El único que destaca es Dev Patel (Zuko) que consigue dibujar con gracia al personaje torturado que le ha tocado en ciernes. El resto se limita a hacer su trabajo con justita corrección. El guión tampoco les exige demasiado y ellos tampoco se matan mucho.
GUIÓN: Teniendo en cuenta que es la adaptación de la serie, pues no deja de ser medianamente correcta. Quitan algunas cosas, cambian otras, pero la historia está medianamente bien cogida. Sólo la escena de imitación del Abismo de Helm queda bastante horrorosa, unido a la escena final de la batalla, en que me da la impresión que falta “algo”. Algo que se le puede achacar también como erróneo es que a veces es un poco pasteloso // infantil, pero no deja de ser la adaptación de una serie para niños; normal que sea algo infantil.
DIRECCIÓN: Shyamalan siempre ha sido un director muy poco al uso, con tendencia hacia el thriller y el misterio. Aquí cambia totalmente de registro, haciendo una peli de aventuras para niños. Según él mismo: dedicada a sus hijos, fans acérrimos de la serie. Quizás por esto se ha salido tanto de lo que nos tiene acostumbrados. Con tendencia a la narración fragmentada y deliberadamente confusa, aquí tiene una narración concreta, sin líos y bastante fácil de seguir. No se ha querido complicar la vida esta vez.
En cuanto a la parte visual // efectos, están muy bien hechos y muy currados, pero en ningún momento, quedando, no obstante, como el apartado más correcto de la película. Visualmente está muy trabajada, tiende a ser fácil distinguir una tribu de otra, con rasgos y caracteres marcados. No obstante, en la batalla final, que es de noche (y medio a oscuras), un ejército va de negro y el otro de azul oscuro, con lo que distinguirlos cuesta bastante, a menos que estés atento a la forma de moverse (tribus distintas = estilos de lucha distintos).
Respecto a la forma de moverse, es una de los aspectos más fieles a la serie, ya que cada “poder” requiere de unos movimientos de diferentes artes marciales concretos para poder funcionar, manteniéndose correctamente en la película, ya que cada tribu tiene su manera de moverse y luchar. No todo el mundo puede apreciar los diferentes estilos usados, pero estan ahí; del mismo modo, a veces queda un poco raro el hacer 3-4 movimientos para lanzar un golpe de aire o de fuego, por ejemplo, y es que claro, comparado con según que otras películas, queda un poco… de acrobacia rara e inútil. A mí este aspecto me parece visualmente bonito y, aunque repercute en el ritmo de las escenas de acción, no deja de ser agradable de ver (aunque sé de muchos que esto le parece horrendo y provoca que la lucha pierda el ritmo de manera irremediable).

En resumen, una película de aventuras para niños con un par de errores de puesta en escena que no deja de ser entretenida y visualmente trabajada. La patética traducción y el poco esfuerzo de la mayoría de actores hacen que su calidad final se resienta.

Nota: 5 (entretiene y poco más)
Nota Filmaffinity: 4.7

No hay comentarios:

Publicar un comentario