miércoles, 9 de febrero de 2011

Little Miss Sunshine

Bueno, después de un par de películas de devorar, tocaba algo con mas enjundia. Little Miss Sunshine fue una película que tuvo mucha fama, pero que me perdí en su momento. Estaba buscando la ocasión para verla y no quedé defraudado.

La película nos presenta a una familia sorprendentemente unida y desestructurada: Un padre obsesionado por encontrar el éxito (sin encontrarlo), una madre ama de casa que hace lo que puede por mantener unida a la familia, un hijo adolescente que quiere entrar en el ejército y ha hecho voto de silencio para mostrar su esfuerzo por conseguirlo, un abuelo drogadicto y mujeriego, un tío gay, reprimido y suicida y una pequeña chiquilla, regordeta y atrevida que quiere triunfar como miss infantil. Esta absolutamente desorganizada familia se ve obligada a coger su destartalada camioneta para viajar tres mil km, atravesar todo el país y participar así en un certamen de miss infantil (el de Little Miss Sunshine del título), mientras cada uno se esfuerza en conseguir sus propios objetivos.

Se trata de una comedia road-movie sorprendemente agradable y divertida. Una gran actuación hace que todos los personajes queden sorprendentemente realistas y carismáticos. La película nos muestra la vida de una familia de “perdedores”, cada uno con sus sueños y sus ansias de triunfar en la vida, pero que han quedado truncadas por las vicisitudes del día a día. Sólo la pequeña sigue con su sueño intacto de triunfar, y, a pesar de que el resto saben que eso es imposible, no van a parar de apoyarla para crecer y sólo la pequeña sigue con su sueño intacto de triunfar, y, a pesar de que el resto saben que eso es imposible, no van a parar de apoyarla para crecer y hacerla triunfar, todo ello en medio de una ristra de situaciones deliciosamente cómicas y divertidas, sin caer en ningún momento en la estupidez o el mal gusto.

ACTORES: Todos magníficos, desde Greg Kinnear hasta Abigail Breslin, todos hacen su papel divinamente. Todos los personajes resultan ser sorprendentemente carismáticos, realistas y deliciosamente entrañables, perfectamente dibujados sin ser tópicos. La camioneta en la que viajan tiene la virtud de parecer un personaje más de esta deliciosa familia, participando y rompiéndose en pedazos a medida que avanza el viaje. Una nominación al Oscar muy merecida para Alan Arkin en el papel del abuelo. Así da gusto ver películas.

GUIÓN: A este elenco de actores se le junta un guión muy bien pensado, con un desarrollo de la historia bien llevado. Chistes bien incluidos dentro de la trama y un precioso canto a la vida que se desprende de cada fotograma. Además, una crítica cruel y bastante ácida con el culto a la belleza que hay en la sociedad occidental. Sólo fallaría el obligatorio Happy-ending que parece acompañar a cada película yanqui, que quizás en esta película no es lo que acabarías de esperar.

DIRECCIÓN: La película está dirigida por dos debutantes, y demuestran una gran saber hacer para contar una pequeña historia muy bien. Las escenas están muy bien construidas, sorprendentemente, a pesar del patetismo de algunos gags, consigue que en ningún momento caiga la cosa en el ridículo. Al final, la película gana profundidad y critica la superficialidad de la belleza (todo lo que rodea al certamen está rodado para que te indignes con ellos y aquellos que sólo piensan en la belleza), aunque eso hace que los últimos minutos sean quizás más serios de lo debido, con un happy-end algo forzado.

Una película diferente, mostrando lo que el cine independiente puede hacer de vez en cuando. Un grandísimo film para ver y disfrutar y del que muchos pueden tomar ejemplo para hacer buen cine de comedia.

Nota: 8 Nota Filmaffinity: 7.6

No hay comentarios:

Publicar un comentario