jueves, 19 de diciembre de 2013

El pozo de la ascensión (Brandon Sanderson)



Después de disfrutar como un enano con la primera parte (El Imperio final), le tenía pero que muchas ganas a su continuación El pozo de la ascensión. ¡Sanderson se ha ganado mi cariño en nada! ¡Cómo me lo hace pasar el jodío!

Título: El pozo de la ascensión
Autor: Brandon Sanderson
Título original: The well of ascensión

“Durante los últimos mil años, han caído las cenizas y nada florece. Durante mil años, los skaa han sido esclavizados y han vivido sumidos en un miedo inevitable. Durante mil años, el Lord Legislador ha reinado con un poder absoluto gracias al terror y a su divina invencibilidad por la poderosa magia de la alomancia. Kelsier, el Superviviente, el único que logró huir de los Pozos de Hathsin, encontró a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte. Los dos, unidos a la rebelión que los skaa llevaban adelante desde hacía mil años, han vencido al Lord Legislador, pero Kelsier ha muerto y ahora hay que reinar sin la ayuda del héroe y sin disponer de los poderes del Lord Legislador. Todo ello pone de manifiesto un hecho realmente aterrador: matar al Lord Legislador fue la parte sencilla. Sobrevivir a las consecuencias de su caída va a ser el verdadero desafío. Tomar el poder resultó tal vez fácil (como en la revolución francesa o la soviética...), pero ¿qué ocurre después?, ¿cómo se usa el poder?”

Ha pasado un año desde el anterior libro y el caos reina en el Imperio Final. El estamento que ha oprimido al pueblo de manera inamovible durante mil años ha desaparecido y nadie parece saber qué hacer sin la referencia del Lord Legislador. Sólo en Luthadel, donde gobierna Elend Venture, parece que hay un mínimo de paz. Esta aparente prosperidad atrae la atención de los señores de la guerra que luchan por el poder, que intentarán tomar la ciudad. Mientras tanto, algo siniestro parece estar sucediendo, pues las brumas salen de día y están empezando a causar extrañas muertes…
El libro dedica las primeras cien páginas a explicarte qué ha sido de cada uno de los personajes durante este año. A partir de ahí, empieza una novela de intrigas políticas muy trabajada, donde todo sucede con mucha calma (y contundencia). Elend está poniendo en práctica todas sus teorías sobre la mejor manera de gobernar y se encuentra cientos de problemas -sobre todo cuando la gente opina algo diferente sobre qué es lo mejor para los demás-  mientras intenta sacar una ciudad adelante. Mientras tanto, Sazed investiga la extraña actividad de las brumas, encontrándose que cuando la religión, la mitología y la historia se mezclan es difícil saber dónde está la verdad.  Finalmente, la acción se desboca y te deja unas ciento cincuenta páginas finales que no te dejan respirar.  Entre conspiraciones que no tienen nada que envidiar a Canción de Hielo y Fuego, un sistema de magia (la alomancia) muy limitado llevado a límites inimaginables, personajes con un carisma arrollador y un final apoteósico, las 900 páginas que dura la novela pasan en un suspiro. Todo un espectáculo.

La protagonista absoluta es Vin. La pobre está hecha un lío y no sabe qué hacer con su vida. Además de tener las hormonas revolucionadas, su pasado traumático, sus paranoias, su actitud arisca y su aproximación directa y brutal a todos los problemas, su condición de Nacida de la Bruma la convierte en alguien diferente al resto de los mortales. Si puedes acabar tu sola con un ejército, ¿qué te impide destruir a todos tus enemigos y acabar con toda oposición? Si lo hicieras, ¿en qué serías mejor que el Imperio Final que acabas de destruir? Después de todo, ¿qué puede hacer la mejor asesina del Imperio en tiempos de paz? Líos suficientes como para acabar con la cordura de cualquier mente, especialmente si además eres la guardaespaldas, asesina personal y consorte del Rey.

A su lado, el ingenuo Elend Venture hace lo que puede por gobernar. Instaurar un sistema justo e igualitario en una sociedad que lleva mil años anquilosada en una dictadura brutal no es nada fácil. Elend sabe mucho de política, pero conoce muy poco sobre las personas, por lo que tendrá que aprender cómo tratar con aquellos que quieren acabar con su vida. Mientras tanto, tiene tiempo de debatir sobre las cualidades y deberes que debe tener un Rey para poder gobernar y ser legítimo ante el pueblo. No obstante, no deja de ser un chaval de apenas veinte años que ha vivido en la burbuja de los nobles, por lo que tiene mucho que aprender.

Sazed el terrisano transmite alegre la buena nueva de la muerte del Lord Legislador. Esperando reacciones de alegría, no entiende porqué la gente reacciona con miedo y desasosiego. A ello se le une la extraña actividad de las brumas, que decide investigar. Su mundo se verá afectado al descubrir verdades que hacen tambalear todo aquello que conoce y que cree, en los lugares donde se encuentran la historia y la mitología. Realmente lo pasa muy mal en este libro…

El resto de la banda de Kelsier que siguen vivos se han ido colocando en diversos puestos del gobierno. Resulta curioso como este puñado de granujas de los bajos fondos siempre dispuestos a escurrir el bulto se ha convertido en un grupo unido, que trabaja colaborando y confiando los unos en los otros. Si es que la sombra de Kelsier es muy alargada…

Enfrente, además de las aterradoras brumas y sus espectros, tenemos a Straff Venture y Zane el brumoso, padre y hermanastro de Elend, respectivamente, y pretendidos legítimos gobernantes del Imperio Final. Straff es el noble más astuto, cruel y depravado del reino, que rápidamente se ha aupado a una posición de poder. Es el contrapunto tiránico de Elend, aquello que Elend podría ser si quisiera, pero sobretodo, aquello en lo que Elend no quiere convertirse.  Zane, en cambio, es el Nacido de la Bruma más poderoso del Imperio, ha sido entrenado desde niño en el arte de asesinar y mata a la gente con la misma facilidad con la que respira. Sabiéndose superior al resto de la humanidad por sus poderes, no puede entender, no puede soportar que su padre siempre  hata preferido a Elend como su heredero ni porqué su igual femenino (Vin) también prefiere estar con Elend, ya que considera que están hechos el uno para el otro.


Después de brindarnos un Ocean’s maravilloso en medio de un mundo post-apocalíptico con unos personajes arrolladoramente carismáticos (Maldito Kelsier, que grande eres), Sanderson cambia de registro y de ritmo en esta novela. Se permite profundas reflexiones sobre el poder, la religión, el papel que cada uno ocupa en el mundo… todo ello en medio de momentos de una tensión acongojante. El malestar que se respira durante el asedio, la psicosis que desata la existencia de un espía o las pajas mentales de Vin son momentazos dignos de un maestro.
Este cambio de registro no le impide abrumarnos con la clase de unos personajes profundos y fantásticamente construidos, con unos malos con un carisma y una mala leche descomunal  y un continuo de momentazos que te parten el alma. Las tramas que se desarrollan se entrelazan a la perfección, con una lógica aplastante al mismo tiempo que imprevisibles.


En resumen, he disfrutado como un enano con este libro. Espectacular con todas las letras, en mayúscula, negrita y subrayado. Igual no tiene el factor sorpresa de su predecesor, pero el juego que dan los límites de la magia, el carisma de TODOS los personajes, la absorbente trama y la cantidad de buenos momentos que te hace pasar este libro me obligan a recomendar encarecidamente esta saga. Me falta su conclusión, pero no dudo que la voy a disfrutar, y mucho.

Nota: 9
Nota anobii: 5/5

2 comentarios:

  1. Para mí estamos ante el mejor escritor de fantasía vivo. Ni más ni menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totally agree. Cada vez me gusta mas este hombre.

      Mt

      Eliminar