martes, 6 de diciembre de 2011

En busca de la felicidad


Hoy ha tocado esta película, que tuvo fama en su momento y que, por diversas circunstancias no pude ver en el cine.

Will Smith interpreta a un vendedor que batalla duro por ganarse el pan y traer algo de dinero a casa. Ahora mismo está pasando una mala racha y puede perder su piso. A pesar de ello, no se rinde e intenta esforzarse y mejorar para conseguir algo más de dinero, un trabajo mejor y el amor de su hijo. Finalmente consigue entrar en unas prácticas para ser broker financiero, pero eso significa no cobrará durante un tiempo, por lo que deberá superar todas las adversidades que la vida le depare y ser el mejor de las prácticas si quiere obtener un empleo que le lleve a una vida mejor.

La película es un drama típico de superación personal, de vencimiento de obstáculos, no darse por vencido, de lucha incansable por la consecución de las metas fijadas. Así que preparaos para momentos angustiosos y pañuelos mientras se cumple el sueño americano.

ACTORES: El protagonista principal y absoluto de la cinta es Will Smith, que nos sorprende con un acertado papel dramático, mucho más exigente de lo habitual en sus películas. Su trabajo es más que correcto y agrada que alguien tan encasillado en papeles de “chulo de acción” haga un papel dramático con tanto acierto. Adicionalmente, el hecho de que su hijo en la película sea su hijo en la vida real, permite que entre los dos haya una cierta química especial, lo que resulta ser todo un acierto, haciendo más creíble la relación paterno-filial.

DIRECTOR: Muccino es un director italiano de cierta calidad que gusta de hacer buenos dramas corales (la muy agradable El último beso, por ejemplo). Supongo que, debido a ello, Will Smith se fijo en él para dirigir esta película. Sin embargo, se nota bastante que se ha limitado a poner la chequera y filmar sin gracia. Con un esquema parecido a un telefilm va siguiendo las desventuras de nuestro protagonista, sin aspavientos. No intenta deslumbrar ni lucirse, simplemente, rueda y deja que Will Smith se quede a gusto en su papel. No hay grandes escenas pero tampoco errores, muy anodino.

GUIÓN: La película está basada en hechos reales, con cierto esfuerzo por respetar la realidad. Por ello, no encontramos escenas gratuitamente patéticas y ahonda en el drama personal con bastante seriedad, pero sin entusiasmo, pareciendo más un documental sobre la vida del protagonista que una película que debiera emocionar. Es de reconocer que es un guión que maneja bien los tiempos y no tiene fisuras, está bien trabajado, con un claro mensaje de esfuerzo y superación personal visto mil veces en otras películas yanquis (recuerda a las bienintencionadas películas de Capra) pero respetanado al espectador. No obstante, se le echa en falta un poco de vida, ya que es difícil empatizar con el protagonista a pesar del gran esfuerzo de Will Smith.

A pesar de que no tiene nada destacable, es perfectamente visible. No tiene errores y se encomienda a un Will Smith que sostiene muy bien la película. Si estás buscando una película entretenida, con su toque de drama y su pincelada de apartado sentimental entonces ''En busca de la felicidad'' es una opción perfectamente aceptable. Es un producto digno y una película correcta con una interpretación sobresaliente.

Nota: 6
Nota Filmaffinity: 7.5 (o.O)

Will Smith se llevó una nominación al Oscar por su gran trabajo (se lo llevó el genial Forest Withaker en El último rey de Escocia). No obstante, mientras estaba viendo la película… me quedaba la sensación de que lo que estaba viendo es una de estas películas que de vez en cuando hacen los actores con el objetivo de ganar un Oscar. Como si fuera un vehículo para lucirse y así llevarse la estatuilla. No pude evitar recordar las palabras de Downey Jr. en Tropic Thunder: “¿Cuánto grado de sufrimiento debe demostrar un actor para que le den un Oscar?”

No hay comentarios:

Publicar un comentario