sábado, 12 de marzo de 2011

Los tres Mosqueterios (Alejandro Dumas)

Hacía tiempo que no subía la reseña de algún libro, y es que esta preciosidad me ha llevado su tiempo.

“Los tres mosqueteros es, principalmente, la historia del cuarto mosquetero, o futuro mosquetero: d´Artagnan, un joven gascón que llega a París para unirse a tan famoso cuerpo. Allí conoce a los otros tres: Athos, Porthos y Aramis. De inmediato se ve metido en las luchas callejeras contra los guardias del Cardenal Richelieu, que, en principio, es el malo malísimo de la historia, y en otras muchas peripecias, junto con sus tres amigos. La historia de los diamantes de la reina, el rapto de Constanza, las aventuras amorosas de d´Artagnan, el asedio de La Rochelle, la cabalgata en pos de Milady. Todas estas aventuras principales se suceden con otras menores que sazonan aún mas si cabe la novela.”

Básicamente, te narra las andanzas de este grupo de amigos y las aventuras sin descanso que van pasando. Este clásico puede pasar como ejemplo del perfecto libro de aventuras. Acción interesante, personajes carismáticos y bien dibujados, mucha descripción de lugares y porqués, trama bien llevada… Por algo es una de estas historias que todo el mundo conoce, aunque no muchos se hayan leído el pedazo de tocho que es el libro.

Con una división en capítulos que se leen en una horita cada uno, recuerda mucho en estructura a las series que podemos ver por la televisión. Una trama de fondo que nunca se abandona, mientras van sucediendo pequeños capítulos y/o aventuras que van aderezando la historia. Asimismo,  fue de esa misma manera como se publicó el libro: Un capítulo cada semana en la revista que todo el mundo (pudiente) compraba.

En cuanto a los personajes, sobretodo si habéis visto las películas, o las series de dibujos que se han hecho… No se parecen mucho al libro.

D’Artagnan: joven, impetuoso, con la lengua afilada y mas chulo que un ocho. Orgulloso e inteligente, con un punto de mala idea muy carismático. Es el joven que llega dispuesto a comerse a todo y a todos, aunque luego la realidad intenta ponerle en su sitio.

Athos: Quizás el más cambiado respecto a la “opinión general”. Serio, taciturno, amargado y alcohólico. A pesar de su origen noble es un simple mosquetero que guarda enormes sombras en su pasado, que poco a poco se irán desvelando.

Aramis: No, no es el ligón que nos han presentado en las películas. A pesar de tener sus amantes, de modo bastante discreto y recatado, tiene una profunda fe religiosa y pasa casi toda la novela entrando y saliendo del convento, siempre y cuando no está ensartando ingleses o guardias del cardenal.

Porthos: Si, este no cambia. Grande, bruto, simple y bonachón. Pero le coges cariño.

Richelieu: Intrigante, conspirador, tramposo… Es quien dirige el reino mientras el Rey se divierte con la caza. Sabe que es el más capacitado para ello y, indudablemente, intentará eliminar a todo aquel que se lo impida. Un gran malvado, con un carisma indudable.

Mylady: La mala a la que le coges odio. Seductora y malvada, llena de recursos y malas intenciones para saciar su afán de poder y dominación. De estos personajes que llegas a odiar y que además tienen suficientemente clase para salir adelante pase lo que pase (y no de manera patillera).

Los 4 mosqueteros son el ejemplo del gentilhombre. Tienen un honor inmaculado, nunca piensan nada malo ni hacen maldades, pero…Pegar a sus sirvientes es la forma de hacerlos obedecer, sobre todo cuando piden la paga. Emborracharse es una diversión de lo mas sano. Saltarse la ley es un pasatiempo habitual. La venganza, una necesidad, la brabuconería, un estilo de vida, el desprecio al pueblo, una mentalidad. Si hay que asesinar se asesina, y si hay que mentir, ¡pues vale! Resulta un poco chocante a veces. Pero ya lo avisa el autor en la historia: son otros tiempos, y no puede enjuiciarse a la sociedad de la época de los mosqueteros con la mentalidad de la época del lector. Eso si, a veces, sorprende la facilidad que tienen los “buenos” para ensartar a sus rivales.
Es evidente que es una novela de aventuras, para divertirse y pasar un buen rato (que se consigue, y mucho).

Un libro que está en la categoría de clásicos por derecho propio (no histórico). Una novela de aventuras muy bien hecha con grandes personajes, atractivas historias y antagonistas carismáticos. Altamente recomendable. Después de todo... ¿Quién no ha querido ser un mosquetero en algún momento de su vida?

Nota: 9
Nota amazon: 4.48 / 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario